Image for autoimmune disorder article

El sistema inmunológico desempeña un papel vital en la conservación saludable del cuerpo. Está hecho de una red compleja de células y órganos que trabajan en conjunto para defender al cuerpo de invasores extraños.

Los agentes biológicos utilizan nuestro sistema inmunológico del cuerpo para ayudar a combatir enfermedades. Aunque los productos farmacéuticos están hechos de químicos, en realidad los agentes biológicos se desarrollan utilizando proteínas provenientes de células vivas. Están diseñados para actuar sobre diferentes partes del sistema inflamatorio con el fin de evocar efectos específicamente dirigidos.

Tecnología del ADN Recombinante

Muchos agentes biológicos se crean utilizando tecnología de ADN recombinante (r). La tecnología del rADN comienza con el ADN, el cual alberga toda la información genética que se necesita para crear una vida. Está hecho de dos cadenas ricas en información que se entrelazan unas con otras, creando su forma conocida de doble hélice. El rADN es una molécula del ADN que se produce en un laboratorio combinando una cadena de ADN con otra cadena de ADN diferente, creando de ese modo una nueva cadena de ADN. En la medicina, el rADN se puede utilizar para desarrollar medicamentos o vacunas y para producir importantes hormonas humanas y proteínas.

Agentes Biológicos y el Tratamiento para Trastornos Autoinmunológicos

En los trastornos autoinmunológicos, el sistema inmunológico es hiperactivo y destruye no sólo sustancias extrañas, sino también los propios tejidos del cuerpo. El objetivo de la terapia biológica es retrasar o bloquear componentes específicos del sistema inmunológico y detener la destrucción del tejido.

Los trastornos autoinmunológicos tratados con agentes biológicos incluyen:

  • Psoriasis: un trastorno crónico de la piel que no sólo causa lesiones en la piel, sino también problemas con las articulaciones, uñas de los dedos de las manos y pies y en el interior de la boca. En la psoriasis, ciertas células inmunológicas llegan a ser hiperactivas, lo que da como resultado lesiones psoriásicas que se desarrollan en la piel y síntomas de artritis que se desarrollan en las articulaciones. Una revisión publicada en la edición de agosto de 2003 del Journal of the American Academy of Dermatology analizó el agente biológico infliximab (Remicade: el cual está aprobado para el tratamiento de la artritis reumatoide y enfermedad de Crohn) y encontró que la terapia con infliximab fue útil en estudios preliminares de pacientes con psoriasis severa.
  • Artritis reumatoide (AR): una inflamación crónica del revestimiento de las articulaciones que da como resultado dolor, rigidez, inflamación, daño y pérdida de la función. En la AR, el sistema inmunológico inicia la inflamación crónica del revestimiento de las articulaciones.
  • Esclerosis múltiple (EM): una enfermedad crónica debilitante en la cual manchas de materia blanca en el sistema nervioso central se llegan a inflamar y destruyen el aislamiento (mielina) de las fibras nerviosas en el cerebro y la médula espinal. En la EM, los anticuerpos y los glóbulos blancos son los responsables del ataque a la cubierta de mielina que rodea los nervios en el cerebro y la médula espinal, causando inflamación y lesión a la cubierta y a los nervios. Un estudio publicado la edición de enero de 2004 de European Neurology estudió la eficacia, seguridad y tolerancia de IFN-beta y azatioprina (Imuran; un agente inmunosupresor) combinados en pacientes que padecían EM con recaídas y remisiones. Este estudio no fue un ensayo aleatorio controlado y en lugar de ello dio seguimiento a los pacientes durante un periodo de tiempo. Los investigadores encontraron que los pacientes tuvieron menos recaídas durante el periodo del tratamiento combinado que de las que habían tenido antes con la terapia combinada, conduciendo a los investigadores a recomendar la combinación del medicamento.
Efectos Secundarios de los Agentes Biológicos

Debido a que los agentes biológicos son muy específicos en sus metas y más precisos y previsibles, tienden a producir menos efectos secundarios y consecuencias indeseables que las medicinas tradicionales, las cuales son producidas a través de medios químicos sintéticos.

Los efectos secundarios dependen de muchos factores tales como el tipo de agente biológico, dosis, ruta de administración, horario y la forma en cómo reacciona su cuerpo a los agentes biológicos. Algunos de los efectos secundarios más comunes de las terapias biológicas son:

  • síntomas similares a la gripe (fiebre, escalofríos, dolores en los músculos y articulaciones)
  • pérdida del apetito
  • náusea y/o vómito
  • fatiga
  • enrojecimiento, sarpullido y/o dolor en el sitio de la inyección
  • dolor de cabeza
  • posible reacción alérgica a la proteína del ratón con anticuerpos monoclonales (AcMo); anticuerpos que se crean al combinar células de los humanos y de los ratones)
  • posible reactivación de las infecciones latentes de la tuberculosis con agentes anti-TNF (los agentes anti-TNT suprimen un tipo particular de la célula inmunológica, bloqueando de ese modo el proceso de inflamación).
    • Las personas que comienzan el tratamiento con agentes anti-TNF se deben realizar pruebas para la tuberculosis y someterse a tratamiento con terapia contra la tuberculosis si se encuentra que padece una infección latente (generalmente se define como prueba cutánea para la tuberculosis "positiva").
    • Posiblemente linfoma
    • Lupus similar al síndrome
Un Avance en la Medicina

Los agentes biológicos son un claro avance en la terapia con medicamentos. Estos recientes agentes tienen mecanismos de acción dirigidos a componentes específicos del sistema inmunológico, que permite a los agentes biológicos proporcionar más resultados confiables con menos efectos secundarios limitantes que los medicamentos más tradicionales. La FDA ha aprobado muchos agentes biológicos (vea las siguiente tabla) y muchos más están bajo desarrollo.

Ejemplos de Agentes Biológicos Aprobados para el Tratamiento de Trastornos Autoinmunológicos

Nombre comercial

Agente Biológico

Estado de la Enfermedad

Amevive

alefacept

psoriasis

Raptiva

efalizumab

psoriasis

Enbrel

etanercept

artritis psoriática; artritis reumatoide; artritis reumatoide juvenil

Humira

adalimumab

artritis reumatoide

Remicade

infliximab

artritis reumatoide; enfermedad de Crohn

Kineret

anakinra

artritis reumatoide

Actimmune

interferón gama

enfermedad granulomatosa crónica y osteopetrosis

Avonex; Rebif

interferón beta

esclerosis múltiple