Image for sexual supplements article Hay muchas maneras de tratar la disfunción sexual, por ejemplo, mediante asesoramiento profesional, tratamiento de otros problemas físicos, dispositivos mecánicos, medicamentos de venta libre y recetados, y suplementos alimentarios. Aquí encontrará información general sobre algunas de estas opciones.

Disfunción sexual

La causa de la disfunción sexual puede ser física o psicológica. Las causas físicas comprenden varias afecciones, como cardiopatías, diabetes, lesiones, cirugías o desequilibrios hormonales. Los efectos secundarios de los medicamentos utilizados para tratar estas afecciones u otras también pueden repercutir negativamente en la función sexual. Las causas psicológicas comprenden estrés, ansiedad, problemas de pareja, depresión y experiencias sexuales traumáticas anteriores.

Ya sea que afecte la excitación, el desempeño sexual o el clímax, la disfunción sexual es un verdadero problema para aquellos que la padecen. Una vez identificado el problema, la disfunción sexual puede resolverse por sí sola o responder a un tratamiento o a la resolución de la afección subyacente.

Fármacos para mejorar la función sexual

Para el tratamiento de la disfunción eréctil (DE) en el hombre, puede usarse sildenafilo (Viagra), tadalafil (Cialis) o vardenafilo (Levitra). Sin embargo, quienes toman nitratos deben saber que mezclarlos con estos medicamentos para mejorar la función sexual puede provocar una baja potencialmente mortal en la presión arterial.

Terapias alternativas para mejorar la función sexual

Algunos remedios naturales pueden ser útiles para la disfunción sexual. Por ejemplo, el ginseng rojo coreano puede ayudar a los hombres con DE y la hormona DHEA puede servir para mejorar la función sexual en mujeres de edad avanzada.

Nota: debido a que la Dirección de Fármacos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) no regula estos productos, a menudo hay dudas sobre su pureza e inocuidad. El Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa informa que no se han probado la inocuidad y eficacia de ningún tratamiento complementario de la salud. De hecho, la inocuidad es una grave preocupación en relación con los suplementos alimentarios promocionados para mejorar la DE o la función sexual. No deje de consultar a su médico antes de tomar cualquier medicamento o suplemento.

Otros Tratamientos

Además de los medicamentos y remedios naturales, hay otras opciones de tratamiento como:

  • Sesiones de terapia de pareja para abordar cuestiones emocionales y de la relación que pueden ser la causa de la disfunción sexual
  • Dispositivos de vacío para aumentar el flujo sanguíneo a los genitales en los hombres y ayudar con la erección
  • Tratamientos hormonales para solucionar insuficiencias hormonales que están implicadas en algunos casos de disfunción sexual

Si tiene problemas con la función sexual, recuerde que es tratable. Pida una cita para hablar con su médico a fin de encontrar un plan terapéutico seguro que sea indicado para usted.