Remedios Homeopáticos Estudiados
  • Arnica montana
  • Nueza
  • Rhus tox

La característica más prominente de la fibromialgia, también conocida como dolor miofacial o fibrositis, es la presencia de nudos musculares sensibles, inflamados y dolorosos, distribuidos en todo el cuerpo. Normalmente, este síntoma es acompañado de rigidez, fatiga y sueño no restaurativo. Otros síntomas incluyen diarrea y estreñimiento alternantes (síndrome del intestino irritable), dolores de cabeza, entumecimiento y hormigueo, además de piernas inquietas. Finalmente, las personas con fibromialgia frecuentemente desarrollan malestar prolongado a causa de lesiones tan ligeras, que no lastimarían a una persona saludable más que por un corto tiempo.

En casos severos, las personas con fibromialgia experimentan malestar cuando casi cualquier parte del cuerpo es presionada, incluso ligeramente. Los casos más ligeros involucran dolor de severo a moderado que va de una ubicación a otra.

Evaluaciones Científicas de Remedios Homeopáticos para la Fibromialgia

La evidencia actual respecto al uso de remedios homeopáticos para la fibromialgia es ambivalente.

En un estudio doble ciego controlado por placebo, investigadores probaron el remedio Rhus toxicodendron a 6c en 30 personas con fibromialgia que cubrían el cuadro sintomático del Rhus tox, de acuerdo a lo evaluado por un médico homeópata.1 Durante 1 mes, los participantes tomaron ya fuera Rhus tox 6c o placebo, tres veces al día. Para el mes siguiente, los participantes tomaron el tratamiento contrario; sin embargo, ni los participantes, ni los observadores supieron cuál tomaron.

Los participantes experimentaron una mejoría estadísticamente significativa cuando tomaron Rhus tox, en comparación con la toma de placebo. El número de puntos sensibles se redujo en un 25% sobre el promedio y, la mejoría en la escala de dolor en general y sueño estuvo marcada cuando se tomó el tratamiento.

Sin embargo, otro estudio doble ciego controlado por placebo, fracasó en encontrar evidencia de beneficio.2 En este estudio, 24 participantes con fibromialgia recibieron ya fuera placebo o uno de los tres remedios homeopáticos (Árnica, Nueza o Rhus tox) a 6c de potencia, recetado de acuerdo a indicaciones homeopáticas tradicionales. Los participantes tomaron remedios o placebo durante 3 meses, dos veces al día.

Los resultados no mostraron mejorías estadísticamente significativas en los síntoma entre los participantes que recibieron remedio homeopáticos y los que recibieron placebo. Sin embargo, los investigadores pudieron encontrar cierta evidencia de beneficio en un sub grupo de participantes. Justo al inicio, cuando los médicos homeópatas eligieron el remedio inicial, ellos notaron si el remedio se adecuaba o no al paciente, de acuerdo a los principios de la homeopatía clásica. Esto significa que si usted observa sólo a las personas cuyo remedio se adecuada bien respecto al cuadro sintomático completo de la persona, entonces se observaban beneficios.

Esto parece indicar que la elección apropiada de remedios homeopáticos podría ser útil para la fibromialgia. Sin embargo, considerando el número muy pequeño de personas involucradas, realmente es imposible llegar a una conclusión.

Tratamientos Homeopáticos Tradicionales para la Fibromialgia

En la homeopatía clásica hay muchos tratamientos homeopáticos posibles para la fibromialgia, para ser elegidos en base a varios detalles específicos de la persona que busca tratamiento.

Por ejemplo, si usted se siente magullado como si hubiera dormido en una cama muy dura y está físicamente inquieto e irritable, al igual que fatigado, entonces usted cubre el cuadro sintomático del Arnica montana. Además, el uso de Árnica está particularmente indicado cuando la causa de sus molestias actuales pueden atribuirse a lesiones previas.

Si usted quiere permanecer acostado porque incluso un movimiento ligero empeora el dolor y prefiere las aplicaciones frescas que las cálidas, entonces su cuadro sintomático podría adecuarse al remedio Nueza. Otras características asociadas con este remedio incluyen sentirse extremadamente malhumorado y no querer que nadie lo moleste.

El Rhus tox homeopático es usado bajo circunstancias similares a las indicadas para la Nueza. Sin embargo, a diferencia del destinatario de la Nueza, quien quiere permanecer acostado y empeora con apenas moverse, el cuadro del Rhus tox apela a la persona que se beneficia del movimiento y quiere estar activa. Además, la enfermedad empeorará con la exposición al frío y la humedad y, mejora en un clima cálido y seco.

Otras Opciones Naturales

Para información acerca de hierbas, suplementos y otros tratamientos alternativos que pueden ayudar a ésta condición, consulte el artículo sobre Fibromialgia dentro de Terapias Complementarias.

Para un explicación completa acerca de la homeopatía, incluyendo la disolución de terapias, consulte el Panorama General de Homeopatía.