Los cambios en el estilo de vida pueden ser útiles en una variedad de importantes maneras:

  • Reforzar a su cuerpo para que usted pueda resistir algunos de los rigores del tratamiento
  • Optimizar la función de su sistema inmune para ayudar a luchar en contra del cáncer
  • Mejorar su perspectiva emocional, para que usted pueda disfrutar su vida al máximo, incluso durante el tratamiento para MDS
  • Tomar elecciones saludables que le ayuden a evitar otros problemas médicos que podrían complicar su salud

La mayoría de los pacientes con MDS son ancianos. Su estilo de vida podría haber comenzado a limitarse por varias condiciones médicamente relacionadas de la edad avanzada. Los principales problemas que puede causar el MDS son la reducción de la capacidad física o el interés en actividades favoritas, un riesgo incrementado de infecciones graves, y una probabilidad incrementada de exceso de sangrado a causa de lesión.

Indicaciones generales incluyen las siguientes:

Controle la Vitalidad Reducida

Con el MDS, usted puede encontrar que su interés en sus actividades normales disminuye. Las actividades que usted solía disfrutar se pueden volver una carga, lo pueden cansar, o simplemente pueden ya no interesarle más. Discuta sus sentimientos abiertamente con sus amigos, parientes, y médicos. Existen muchas maneras posibles para reavivar su interés en la vida. También hay medicamentos para la depresión que podrían ayudar. Otras recomendaciones generales que pueden ayudar incluyen:

  • Siga una dieta nutritiva
  • Participe en un nivel razonable de ejercicio
  • Descanse cuando esté cansado
Siga una Dieta Nutritiva

Consumir una dieta saludable le puede ayudar a evitar otras condiciones médicas relacionadas con la mala nutrición. Debido a que el cáncer por sí mismo y algunos tratamientos para el cáncer pueden tener un efecto pesado sobre su apetito, es importante que usted produzca la mayor parte de las calorías que consume. Considere fuertemente consultar a un dietista registrado (RD) para que le ayude a aprender más acerca de los mejores tipos de alimentos para que los consuma, y de qué manera comer otros alimentos menos saludables con moderación. (Su médico lo puede canalizar con un RD.) Evite hacer cambios drásticos en su dieta con base en la dieta más reciente de moda.

Para obtener más información acerca de cómo consumir una dieta saludable, pulse aquí .

Participe en un Nivel Razonable de Ejercicio

Si usted no ha estado haciendo ejercicio regularmente, consulte a su médico para determinar un programa seguro de ejercicio bajo sus circunstancias actuales. El ejercicio tiene muchos beneficios que le podrían ayudar a resistir los esfuerzos físicos y emocionales del MDS y su tratamiento:

  • Fomenta el buen estado físico en general
  • Aumenta su nivel de energía
  • Mejora el funcionamiento de su sistema inmune
  • Refuerza su estado de ánimo y mejora su perspectiva emocional

Usted podría considerar consultar a un entrenador personal para ayudarle a fijar objetivos de ejercicio y para seguir con seguridad el inicio de un programa de ejercicio.

Mientras se incorpore al ejercicio, asegúrese de equilibrar el descanso y las actividades para prevenir cansarse demasiado.

Para obtener más información acerca de cómo comenzar un programa regular de ejercicio, pulse aquí .

Descanse Cuando Esté Cansado

Los tratamientos para el cáncer se pueden agregar a la fatiga que ya siente por combatir el cáncer. De hecho, la fatiga es el síntoma de cáncer y de los tratamientos para el cáncer experimentado con más frecuencia. La fatiga que siente puede variar desde "sólo sentirse cansado" hasta el agotamiento total y completo. Cualquiera que sea el rango en el que se encuentre, puede encontrar que su fatiga es bastante preocupante y está afectando su calidad de vida.

Es importante darle tiempo a su cuerpo para descansar. Esto ayudará a que su cuerpo tenga la fuerza para sanar por sí mismo. Estudios han mostrado una relación entre la fatiga y una morbilidad incrementada de cáncer y tratamientos para el cáncer como resultado del efecto adverso de la fatiga sobre el apetito, calidad reducida de vida, y pérdida de la esperanza.

Para ayudarle a evitar cansarse demasiado, trate de no hacer demasiado. Dé prioridad a las cosas que necesita hacer, y enfóquese en las más importantes. Además, deje que otras personas le ayuden con las tareas diarias, compras, y preparación de alimentos. Planee momentos a lo largo del día en los que pueda descansar.

Para obtener información acerca de cómo tener una buena noche de sueño, pulse aquí.

Reduzca Su Riesgo de Infección

Para reducir su riesgo de infección, evite la exposición a bacterias y virus:

  • Trate de evitar las multitudes, especialmente durante la temporada de resfriados y gripe.
  • Pregunte a su médico acerca de la inmunización contra la gripe y neumonía.
  • Lave sus manos minuciosa y frecuentemente. Lavarse las manos es el método más efectivo para reducir la probabilidad de contraer resfriados y gripe. Usted podría llevar un limpiador antibacterial para las manos para las ocasiones en las que no sea conveniente lavarse.

Para obtener más información acerca de cómo lavarse las manos adecuadamente, pulse aquí.

Además, tenga especial cuidado con las cortaduras y raspones: límpielos minuciosamente, use antiséptico tópico (yodo de povidona), y aplique vendajes estériles. Consiga la atención de su médico por cualquier infección que esté empeorando.

Las infecciones respiratorias pueden empeorar rápidamente y volverse neumonía. Si usted tiene tal infección, dígaselo a su médico de inmediato.

Controle la Tendencia Incrementada de Sangrado

Las pequeñas lesiones pueden empeorar a causa de MDS. Si usted nota sangrado espontáneo, tal vez de su nariz o cuando cepilla sus dientes, sangrado inusualmente abundante por heridas pequeñas, o tal vez de sus intestinos, sistema urinario, o vagina, contacte a su médico inmediatamente. La presión prolongada sobre un sitio de sangrado podría detener eventualmente el sangrado, pero necesita tratamiento médico para prevenir que se repita.

Busque Apoyo

El diagnóstico de cáncer es un evento que define la vida que es difícil de manejar para cualquier persona. Enfrentar la incertidumbre de una enfermedad grave, sentirse ansioso sobre la manera en la que se sentirá durante el tratamiento, y preocuparse sobre el impacto tanto del diagnóstico como del tratamiento sobre sus planes y su familia y amigos puede tener una tarifa devastadora que nadie podría soportar por sí solo. Dese el permiso de pedir cualquier fuente de ayuda, incluyendo las siguientes:

  • Familia
  • Amigos
  • Comunidad religiosa
  • Grupos empáticos de apoyo para personas con su tipo de cáncer
  • Apoyo profesional (trabajadores sociales, psicólogos, y/o psiquiatras que estén capacitados para ayudar en el apoyo a pacientes con cáncer y sus familias)

Las personas que se permiten buscar ayuda mientras se están recuperando de cáncer con frecuencia mantienen un mejor equilibrio emocional, lo cual les ayuda a enfrentar los retos del cáncer y su tratamiento.

Para obtener más información acerca de cómo incrementar su apoyo social, pulse aquí.

Cuándo Contactar a Su Profesional en el Cuidado de la Salud

Es importante que no haga importantes cambios en su estilo de vida sin consultarlo con su médico y verificar que esté procediendo con seguridad. Usted ya está siendo física y emocionalmente desafiado por la presencia del cáncer y los rigores del tratamiento. Usted y su médico necesitan trabajar juntos para tomar buenas elecciones en el estilo de vida e implementarlas de la manera más saludable posible. Su médico le puede proporcionar canalizaciones con un RD, entrenador personal, terapeuta, y grupo de apoyo.