Los choques automovilísticos son la causa más frecuente de lesiones y muertes relacionadas con lesiones en los niños. Los asientos para automóviles de bebés y niños se desarrollaron para reducir estas lesiones. No obstante, pueden producirse lesiones graves si los asientos no se usan correctamente.

Elegir un asiento de niños para automóviles
  • Asegúrese de seleccionar el asiento correcto para el niño. Elija un asiento que:
    • Se ajuste al tamaño y al peso del niño
    • Se pueda instalar fácil y correctamente en su vehículo. Pruebe el asiento antes de comprarlo. Ajuste todas las correas y los arneses, verificando su facilidad de uso y seguridad. Coloque el asiento en su vehículo y asegúrese de que se ajuste bien.
  • No es necesario comprar el asiento más costoso. Un precio alto no garantiza un asiento más seguro o más fácil de usar.
  • Lea las instrucciones cuidadosamente. Las ilustraciones y los exhibidores de las tiendas no siempre muestran el uso correcto de los asientos para niños.
  • Envíe la tarjeta de registro al fabricante después de la compra. De este modo, se le notificará si hay problemas o si se retira el producto del mercado.
Asientos usados

No use un asiento que:

  • Sea demasiado viejo. Comuníquese con el fabricante para solicitar recomendaciones sobre cuánto tiempo se puede usar el asiento. Controle la etiqueta para ver la fecha de fabricación.
  • No tenga la fecha y el número de modelo del fabricante. Estos datos le permiten controlar si se retira el producto del mercado.
  • No tenga manual de instrucciones
  • Tenga grietas en el bastidor o en el asiento, o le falten piezas
  • Haya estado en un choque moderado o fuerte
  • Haya sido retirado del mercado. Comuníquese con el fabricante o la Auto Safety Hot Line (gratuita) al 1-888-DASH-2-Dot (1-888-327-4236). También puede verificar en el National Highway Traffic Safety Administration sitio web (NHTSA).
Tipos de asientos de niños para automóviles

Existen dos categorías principales de asientos: los orientados hacia atrás y los orientados hacia adelante. Otras categorías incluyen los asientos convertibles, de combinación y elevados.

Orientados hacia atrás

La Academia de Pediatría de Estados Unidos (AAP, por sus siglas en inglés) recomienda mantener a los bebés en asientos orientados hacia atrás tanto como sea posible:

  • Los bebés deben viajar en un asiento orientado hacia atrás hasta que alcancen el límite de altura y peso permitido por el fabricante del asiento o hasta que cumplen dos años de edad.
  • Las correas del arnés deben estar a la altura de los hombros del bebé o más abajo.
  • Los broches del pecho deben estar al nivel de la mitad del pecho del bebé.
Asientos para bebés orientados hacia atrás

Los asientos para bebés orientados hacia atrás pueden venir con bases desmontables. En los asientos con bases desmontables, la base permanece en el vehículo de manera que no es necesario instalarlo cada vez que coloca al bebé en el automóvil. He aquí algunas sugerencias para los asientos de bebés orientados hacia atrás:

  • Recuerde seguir los requisitos y límites de altura y peso del fabricante.
  • El asiento debe orientarse hacia atrás solamente y reclinarse al ángulo correcto para que la cabeza del bebé no caiga hacia adelante. Muchos asientos tienen un indicador de ángulo o se pueden ajustar al ángulo correcto.
  • Un asiento que tiene más de un conjunto de ranuras, y hebillas y protectores ajustables le permite adaptarlo cuando crece el bebé.
  • Cuando los bebés ya no caben en su asiento, pueden viajar orientados hacia atrás en asientos convertibles.
Orientados hacia adelante

Su hijo puede viajar en un asiento orientado hacia adelante si tiene dos años o más, o ha cumplido los límites de altura y peso permitidos por el fabricante del asiento orientado hacia atrás. He aquí algunas recomendaciones adicionales:

  • Los niños deben viajar en un asiento orientado hacia adelante que tenga un arnés hasta que hayan cumplido los límites de altura y peso permitidos por el fabricante del asiento de seguridad.
  • Por lo general, los niños deben viajar en un asiento orientado hacia adelante hasta que tengan por lo menos cuatro años.
  • Las correas para hombros deben quedar a la altura de los hombros del niño o más arriba. Algunos asientos convertibles requieren que las correas estén en las ranuras más altas. Revise las instrucciones de su asiento.
  • El cinturón de seguridad debe pasar por la ranura correspondiente con orientación hacia adelante del asiento.
Asientos convertibles

Los asientos convertibles se pueden usar como asientos orientados hacia atrás y con asientos orientados hacia adelante, dependiendo de la altura y el peso del bebé. Son más grandes que los asientos de bebé orientados hacia atrás y pueden usarse por más tiempo. Siga las recomendaciones de la AAP para mantener a los bebés orientados hacia atrás tanto tiempo como sea posible. Si el niño viaja en un asiento convertible, puede cambiar la orientación hacia adelante una vez que cumpla con las directrices de la AAP. Revise las instrucciones del asiento para ver si el ángulo de reclinación requiere algún ajuste.

Asientos de combinación

Los asientos de combinación tienen un arnés que puede quitarse para permitir que funcionen como asientos elevados. Los asientos de combinación no se pueden usar orientados hacia atrás. Se pueden usar con un arnés para los niños que pesan hasta 18 a 36 kg (40 a 80 libras). El asiento elevado se puede usar con un arnés para los niños que pesan hasta 36 a 45,5 kg (80 a 100 libras). Si el niño usa el asiento sin un arnés, siga las recomendaciones para asientos elevados.

Asientos elevados

Están diseñados para permitir que el niño use los cinturones del regazo y del hombro del vehículo. El niño debe continuar usando un asiento de seguridad con un arnés tanto tiempo como sea posible antes de cambiar a un asiento elevado.

Siga las recomendaciones de la AAP para asientos elevados:

  • Los asientos elevados sin respaldo se usan con los cinturones de seguridad del vehículo (regazo y hombro). El asiento eleva al niño para que el cinturón de seguridad se ajuste correctamente. Se pueden usar en vehículos con reposacabezas y respaldos altos.
  • Los asientos elevadores con respaldo alto son útiles en vehículos que carecen de reposacabezas o tienen respaldos bajos en los asientos.
  • La AAP recomienda no usar productos adicionales con el asiento a menos que vengan con el asiento.
  • El cinturón del regazo debe cruzar la parte superior de los muslos del niño y estar bien ajustado.
  • El cinturón del hombro debe cruzar la parte media del pecho y los hombros del niño.

Continúe colocando a su hijo en el asiento elevador hasta que sea lo suficientemente grande para ajustarse correctamente un cinturón de seguridad para adultos. Esto suele ocurrir cuando tiene una altura de alrededor de 1,45 metros, entre los ocho y los doce años.

El sistema LATCH

LATCH (por sus siglas en inglés), que significa anclajes inferiores y correas de sujeción para niños, fue diseñado para facilitar la colocación del asiento de seguridad del niño. Los anclajes inferiores pueden usarse para asegurar el asiento en lugar de usar el cinturón de seguridad. Una correa de sujeción superior se fija al respaldo de un asiento de seguridad para niños. Es importante usar la correa de sujeción superior con cualquier asiento orientado hacia adelante. Desde septiembre de 2002, todos los vehículos y asientos para niños tienen anclajes inferiores y sujeciones.

Uso correcto del asiento de niños para automóviles

Para garantizar la seguridad del niño, haga lo siguiente:

  • Use siempre un asiento para automóviles cuando transporte a su bebé o niño pequeño.
  • Lea las instrucciones del asiento y del manual de propietario del vehículo antes de usar el asiento para automóviles. Guarde todos los manuales de instrucciones y de propietario. Si los pierde, llame al fabricante.
  • Los niños deben ir en el asiento trasero. Nunca coloque a un niño en un asiento orientado hacia atrás en la parte delantera de un vehículo con bolsa de aire. En el caso de vehículos con bolsas de aire laterales, lea el manual de propietario del asiento para ver las instrucciones sobre dónde colocar el asiento.
  • Asegúrese siempre de que el niño esté correctamente ajustado al asiento para niños. Use las ranuras correctas del arnés y asegúrese de que las correas no estén dobladas.
  • Asegúrese siempre de que el asiento del niño esté bien amarrado al asiento del vehículo. Coloque el asiento para automóviles por donde pasa el cinturón de seguridad. No debe moverse más de dos centímetros y medio en cada dirección. Si no puede ajustar bien el cinturón, use otros cinturones del vehículo. Asegúrese de que los cinturones de seguridad queden bien abrochados. Consulte el manual de propietario del vehículo. De lo contrario, puede ser necesario comprar un broche adaptador de sujeción.
  • Si el asiento no está lo suficientemente reclinado, la cabeza del bebé puede caerse hacia adelante. Consulte las instrucciones del fabricante de su asiento para determinar el ángulo correcto.
  • Nunca use un asiento para automóviles fuera del vehículo. Los asientos para automóviles están diseñados para quedar colocados de manera segura en un vehículo. Pueden producirse caídas cuando se coloca al bebé en un asiento para automóvil fuera del vehículo. Por ejemplo, si se coloca el asiento sobre el suelo o una mesa, el bebé podría caerse y resultar seriamente herido.
Información sobre técnicos certificados en la seguridad de los niños (CPS, por sus siglas en inglés)

La Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) tiene una lista de técnicos certificados en seguridad de niños que pueden responder cualquier pregunta que tenga sobre la instalación correcta y el uso de los asientos de seguridad para niños y asientos elevados. Existe una lista ordenada por estado o por código postal disponible en NHTSA website. También hay estaciones de inspección donde puede recibir instrucciones sobre la instalación correcta. La lista está disponible en inglés y en español en http://www.seatcheck.org.