Tinitus es el término técnico del zumbido en el oído, aunque en realidad puede implicar sonidos mejor descritos como timbrazos, rugidos o siseos. El ruido puede ser intermitente o continuo y puede variar en intensidad y volumen. La mayoría de las personas ha experimentado tinitus ocasionalmente por uno o dos minutos. Sin embargo, algunas personas tienen tinitus constantemente durante largos períodos de tiempo. Puede variar de ser una molestia menor a una enfermedad grave y casi intolerable.

La exposición a ruidos fuertes puede causar tinitus, así como también obstrucciones en el oído, infecciones en el oído, otosclerosis (crecimiento anormal del hueso en el oído), lesiones en la cabeza o trastornos del corazón o los vasos sanguíneos. En algunos casos, el tratar el trastorno subyacente podría aliviar al tinitus; sin embargo, en muchos casos la causa no puede encontrarse ni tratarse.

Una propuesta implica disfrazar el ruido para hacerlo más tolerable; esto incluye aparatos auxiliares en la audición, máscaras de tinitus (aparatos usados en el oído que emiten sonidos placenteros), o simplemente oyendo música para encubrir el ruido. Evitar ruidos fuertes, nicotina, aspirina, cafeína y alcohol puede ser útil, ya que con frecuencia estos agravan el tinitus.

Los medicamentos como carbamazepina, benzodiazepinas y antidepresivos tricíclicos pueden probarse, aunque ninguno de estos ha demostrado ser efectivo para el tinitus.

Tratamientos Naturales Propuestos

No existen tratamientos naturales bien documentados para el tinitus.

Algunos estudios han evaluado al extracto de Ginkgo biloba para el tratamiento del tinitus, pero los resultados han sido conflictivos.2 - 7,18 Mientras que algunos estudios pequeños encontraron beneficios, por mucho el mejor y más grande estudio diseñado de estas pruebas no encontró beneficio.

En este estudio doble ciego controlado con placebo, a 1,121 individuos con tinitus se les dieron 12 semanas de tratamiento con ginkgo estándar en dosis de 50 mg 3 veces al día.8 Los resultados no mostraron diferencia entre el grupo tratado y el del placebo.

Un estudio doble ciego controlado con placebo encontró que la deficiencia de zinc era relativamente común en las personas con tinitus. Los complementos de zinc dieron la impresión de ayudar, pero el estudio fue muy pequeño para proporcionar resultados estadísticos significativos. En contraste, otro estudio doble ciego controlado con placebo de personas con tinitus no descubrió la deficiencia de zinc, y falló en encontrar algún beneficio con los complementos de zinc.12

Vitaminas A y E en combinación, vitamina B12, ácido glutámico, ipriflavona, oxerutinas y la vincapervinca también han sido sugeridos para el tratamiento del tinitus, pero todavía la evidencia de apoyo para su uso permanece demasiado débil para confiar en ella.9 - 10,13-15

Melatonina puede mejorar el sueño en las personas con tinitus; sin embargo, no parece tener algún efecto en el tinitus en sí.16,17

Varios estudios de acupuntura para el tinitus fallaron en encontrar beneficio alguno.1,11 Biorretroalimentación, terapia de masaje, e hipnosis también han sido probados, pero en el mejor de los casos los resultados han sido mezclados.1

Para una discusión de propuestas homeopáticas para el tinitus, consulte la base de datos de homeopatía.