HCA image El olmesartán es un bloqueante de los receptores de angiotensina II y se utiliza para el tratamiento de la presión arterial alta. En las investigaciones realizadas, el medicamento bajó los niveles sistólicos y diastólicos (los dos valores que componen la lectura de la presión arterial).

La angiotensina II es una sustancia química del organismo que provoca que los vasos sanguíneos se estrechen, lo que causa un aumento de la presión arterial. El olmesartán disminuye la presión arterial, ya que bloquea la acción de esta sustancia química. Existen muchos otros bloqueantes de los receptores de angiotensina II disponibles, como el irbesartán y el losartán.

El olmesartán se puede administrar solo o junto con otros medicamentos para la presión arterial alta. Es posible que la mayoría de las personas necesiten tomar una combinación de fármacos. Esto podría significar que se debe administrar el olmesartán junto con una tiacida (un diurético), para lograr la presión arterial deseada.

Más información acerca del olmesartán
¿Cuál es la dosis?

El olmesartán es un comprimido que se administra por vía oral una vez al día. Es posible que las dosis diarias de 20 miligramos (mg) o 40 miligramos (mg) sean las más eficaces para tratar la presión arterial alta.

¿Cuáles son los usos del olmesartán?

El olmesartán se utiliza en niños (entre 6 y 16 años) y en adultos con presión arterial alta.

¿Cuáles son los efectos secundarios?

La mayoría de las personas toleran el olmesartán sin problemas. Los efectos secundarios frecuentes incluyen lo siguiente:

  • Vértigo
  • Diarrea
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de espalda
  • Bronquitis
  • Síntomas similares a los de la gripe
  • Dolor de garganta
  • Congestión nasal
¿Cuáles son los posibles riesgos?

Dos investigaciones revelaron un posible riesgo elevado de muerte por ataque al corazón o accidente cerebrovascular en personas que padecen diabetes tipo 2 y que tomaron olmesartán. En 2011, la Dirección de Fármacos y Alimentos (FDA) revisó estos resultados y concluyó que, para el tratamiento de la presión arterial alta, los beneficios de tomar olmesartán superan a los posibles riesgos. Si tiene alguna inquietud sobre la administración de olmesartán, hable con su médico.

¿El olmesartán es apropiado para usted?

La presión arterial alta, una de las condiciones más frecuentes en los Estados Unidos, es particularmente peligrosa, ya que rara vez se manifiestan los síntomas y, si no se la trata, puede provocar un ataque al corazón, un accidente cerebrovascular e insuficiencia renal. La buena noticia es que la presión arterial alta generalmente se puede controlar mediante una dieta sana, el ejercicio frecuente y la administración de medicamentos. Si tiene dificultad para controlar la presión arterial mediante los cambios en el estilo de vida, hable con su médico sobre los tipos de medicamentos disponibles. Según su estado de salud general, la presencia de otras enfermedades y la respuesta a los medicamentos para la presión arterial, es posible que se le recomiende el uso de olmesartán.