Aunque es posible tener una infección del tracto urinario sin ningún síntoma, la mayoría de las personas perciben síntomas.

El Sistema Urinario Femenino

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Los síntomas de la infección del tracto urinario incluyen los siguientes:

  • Frecuencia incrementada para orinar
  • Sensación de urgencia
  • Ardor o dolor mientras orina
  • Comezón en el área genital
  • Orinar sólo en pequeñas cantidades cada vez
  • Dolor en el área de la vejiga [el área púbica o parte baja del abdomen] o en la parte baja de la espalda
  • Dolor a lo largo de los costados debajo de las costillas [dolor en la espalda y en el costado]
  • Sangre en la orina, o en el papel higiénico que utiliza para limpiarse después de orinar en el caso de las mujeres
  • Orina de apariencia turbia, posiblemente implicando pus visible
  • Olor desagradable de la orina
  • Nuevo inicio de incontinencia (incapacidad para retener la orina, durante el día o por la noche)

Los siguientes síntomas sugieren que la infección se ha desplazado a los riñones, un problema más serio:

  • Fiebre, escalofríos
  • Dolor severo en la parte baja de la espalda

Los niños (los bebés en especial) quizás tengan síntomas menos comunes de UTI, como:

  • Irritabilidad
  • Dificultad para alimentarse
  • Incontinencia
  • Heces fecales sueltas, diarrea
  • Náusea, vómito
  • Aumento lento de peso (no desarrollarse)

Las personas de la tercera edad quizás tengan síntomas más vagos de una UTI, como fatiga, confusión, pérdida del apetito o dificultad para caminar.