Debido a que la menopausia es un evento biológico natural en la vida de cada mujer, no hay manera de prevenir que ocurra. Ésta sucederá.

Sin embargo, tome medidas diseñadas para reducir su riesgo de enfermedades asociadas con la pérdida de estrógeno, incluyendo osteoporosis y enfermedades cardiacas. Estos incluyen:

Mantenga una dieta saludable

Una dieta saludable durante la menopausia puede mejorar su sensación de bienestar. Puede reducir el riesgo de enfermedades cardiacas, la osteoporosis y ciertos cánceres. Su dieta debería ser baja en grasa saturada y alta en frutas, verduras, y granos. Un consumo adecuado de calcio (1,200-1,500 mg al día) puede ayudar a reducir su riesgo de osteoporosis. Puede aumentar la cantidad de calcio en la dieta al incorporar más alimentos con bajo contenido graso y ricos en calcio, como las verduras de hoja verde, y alimentos y jugos fortificados con calcio. La vitamina D, presente en la luz solar y algunos alimentos como la leche fortificada, el hígado y el atún, ayuda a que el organismo absorba el calcio.

Reducir el consumo de cafeína y alcohol

La disminución del consumo de cafeína puede reducir los síntomas de ansiedad e insomnio. Puede beber alcohol con moderación. Beber con moderación significa limitar el consumo de alcohol a una o dos copas por día.

Deje de fumar

Fumar es la principal causa prevenible de muerte prematura. Dejar de fumar puede reducir su riesgo de menopausia temprana, enfermedades cardiacas, osteoporosis, y muchos tipos de cáncer, incluyendo cáncer pulmonar y cervical. Muchas mujeres dejan de fumar exitosamente, con frecuencia después de varios intentos. Es posible que su proveedor de asistencia sanitaria le ofrezca medicamentos y otras ayudas para dejar de fumar, como los parches y la goma de mascar con nicotina. Los grupos de apoyo y clases para dejar de fumar también pueden ayudar. Los programas más exitosos para dejar de fumar involucran una combinación de técnicas de modificación de conducta y terapia con medicamentos.

Haga ejercicio con regularidad

El ejercicio regular es un gran remedio para muchos síntomas de la menopausia. Éste ayuda a fomentar un mejor sueño, estimula químicos cerebrales que pueden reducir sentimientos negativos y depresión, y podría reducir los bochornos. Los ejercicios de soporte de peso, como caminar, subir escaleras, y ejercicios de resistencia como levantamiento de pesas ayuda a reforzar sus huesos y reducir su riesgo de osteoporosis.

Controle el estrés

Durante la menopausia, usted podría enfrentarse a muchos factores estresantes, como el críar hijos o tener hijos que se vayan de casa, cuidar a padres en la tercera edad, y arreglárselas con numerosas responsabilidades. Usted puede reducir el estrés al cuidar de su ser entero. Esto significa consumir una dieta saludable, dormir la cantidad adecuada, hacer ejercicio regularmente, y tener suficiente tiempo para descanso y recreación. Una variedad de técnicas de relajación también le pueden ayudar a lidiar de manera más efectiva con el estrés. Ejemplos incluyen la meditación, respiración profunda, relajación profunda, yoga, y bio-retroalimentación.