Muchos medicamentos se utilizan para el tratamiento del lupus, dependiendo de la severidad de sus síntomas y de los efectos secundarios que tenga debido a las medicinas. Sólo los medicamentos más comúnmente utilizados se listan a continuación. Una cantidad de medicamentos todavía se consideran como experimentales o son utilizados menos frecuentemente, pero estos quizás sean requeridos para controlar su enfermedad.

La información aquí provista pretende darle una idea general acerca de cada uno de los medicamentos listados a continuación. Sólo están incluidos los efectos secundarios más generales, así que pregúntele a su médico si usted necesita tomar cualquier precaución especial. Use cada uno de estos medicamentos sólo como lo recomiende un doctor, y de acuerdo a las instrucciones que se provean. Si usted tiene preguntas posteriores acerca del uso o de los efectos secundarios, contacte a su médico.

Los doctores que tratan el lupus evitan tanto como les es posible el uso de glucocorticoides (medicinas similares a la cortisona, esteroides) debido a que sus efectos secundarios son severos y a largo plazo. Sin embargo, estas medicinas son muy efectivas en aliviar los síntomas del lupus y tenderán a ser gran parte de su programa de tratamiento en algún punto.

Los medicamentos menos peligrosos son la base para controlar los síntomas del lupus y también son efectivos. Los más destacados en esta lista son los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (NSAID). Estos, también, causan efectos secundarios significativos, pero ninguno tan severo como los de los glucocorticoides. Los medicamentos antimalaria también se utilizan para los efectos secundarios del sistema inmune.

Una cuarta clase de medicinas utilizadas en el lupus son los agentes citotóxicos, los mismos empleados en la quimioterapia para tratar el cáncer. Estos medicamentos, combinados con los glucocorticosteroides, reducen la incidencia de insuficiencia renal, la complicación más letal del lupus.

Muchas personas con lupus tienen problemas cutáneos, los cuales con frecuencia son tratados con corticosteroides tópicos. También se utilizan otros tratamientos tópicos, así como algunos de los medicamentos listados a continuación.

Medicamentos Prescritos

Glucocorticosteroides (Esteroides, medicamentos similares a la cortisona)

  • Prednisona
  • Prednisolona

Medicamentos Antiinflamatorios No Esteroides Dosis Más Altas (NSAID)

  • Ibuprofeno (Motrin, Advil)
  • Naproxeno (Naprosyn, Aleve)
  • Sulindac (Clinoril)
  • Diclofenaco (Voltaren)
  • Piroxicam (Feldene)
  • Quetoprofeno (Orudis)
  • Diflunisal (Dolobid)
  • Nabumetona (Relafen)
  • Etodolac (Lodine)
  • Oxaprozin (Daypro)
  • Indometacin (Indocin)
  • Celecoxib (Celebrex)

Medicamentos Antimalaria

  • Sulfato de hidroxicloroquina (Plaquenil)
  • Cloroquina (Aralen)
  • Quinacrina (Atabrine)

Agentes Citotóxicos

  • Ciclofosfamida (Cytoxan)
  • Azatioprina (Imuran)
  • Mofetil Micofenolato (Cellcept)

Terapias Experimentales - Medicamentos para Reducir Células B

  • Rituximab (Rituxan)
Medicamentos Que No Requieren Receta

Aspirina

Medicamentos Antiinflamatorios Noesteroides (NSAID) - Dosis Más Bajas

  • Ibuprofeno (Motrin, Advil)
  • Naproxeno (Aleve)
  • Piroxicam (Feldene)
  • Sulindac (Clinoril)
Medicamentos Prescritos
Glucocorticosteroides (Medicamentos similares a la Cortisona, Esteroides)

Nombres comunes incluyen:

  • Prednisona (usualmente dado como un genérico)
  • Prednisolona (usualmente dado como un genérico)

Para el lupus, los medicamentos similares a la cortisona se administran en brotes breves, a veces graduales, durante una semana o dos. Esto se hace para evitar los efectos secundarios adversos del tratamiento prolongado. Estas dosis con frecuencia son bastante efectivas para reducir la inflamación, pero no deben utilizarse cuando la inflamación combate una infección. Más allá de una o dos semanas, los efectos secundarios se incrementan rápidamente.

Existen muchas complicaciones asociadas con los glucocorticosteroides. Inclusive las dosis repetitivas y separadas por intervalos significativos de tiempo eventualmente quizás causen daño. Antes de tomar una dosis de una medicina similar a la cortisona, asegúrese de preguntarle a su médico si usted tiene cualquier razón para evitarla. Además, usted quizás necesite tomar calcio, vitamina D, medicamentos para la presión arterial y para la osteoporosis, y monitorear sus niveles de azúcar en la sangre mientras esté tomando corticosteroides.

Los posibles efectos secundarios de los glucocorticosteroides incluyen:

Dosis Mayores de Medicamentos Antiinflamatorios No Esteroides (NSAID)

Nombres comunes incluyen:

  • Ibuprofeno (Motrin, Advil)
  • Naproxeno (Naprosyn, Aleve)
  • Sulindac (Clinoril)
  • Diclofenaco (Voltaren)
  • Piroxicam (Feldene)
  • Quetoprofeno (Orudis)
  • Diflunisal (Dolobid)
  • Nabumetonea (Relafen)
  • Etodolac (Lodine)
  • Oxaprozina (Daypro)
  • Indometacina (Indocin)
  • Celecoxib (Celebrex)

Los NSAID son ampliamente utilzados en el tratamiento del lupus, principalmente para las quejas de tipo musculoesqueléticas. Aunque probablemente son más seguras a largo plazo que el uso de los corticosteroides, pueden causar efectos secundarios serios. Usted deberá permanecer en estrecho contacto con su médico si toma alguna de estas medicinas.

Los posibles efectos secundarios de los NSAID en altas dosis incluyen:

  • Irritación, úlceras y sangrado estomacales
  • Reacciones alérgicas
  • Daño renal
  • Daño hepático
  • Asma
  • Enfermedad trombótica, especialmente ataques cardiacos y apoplejías

Debido a que los pacientes con lupus están en riesgo aumentado para ataques cardiacos y apoplejías, usted debería discutir sus factores de riesgo (presión arterial alta, colesterol elevado, estado postmenopausia, diabetes) con su médico antes de comenzar los NSAID. El quizás le recete aspirina o lo canalice para una evaluación cardiaca. Además, tenga un cuidado especial con los NSAID y la aspirina si es que usted tuvo una enfermedad péptica ( úlceras duodenales o estomacales o gastritis). Si es adecuado, considere el tomar medicamentos adicionales para la protección gástrica.

***Por favor Note: El 30 de septiembre de 2004, Merck & Co, Inc. anunció un retiro voluntario de Vioxx® (rofecoxib) del mercado de los Estados Unidos y del mundial debido a cuestiones de seguridad. Un estudio reciente mostró un riesgo pequeño pero significativamente en aumento de eventos cardiovasculares (como ataques cardiacos) en pacientes tomando el medicamento recetado. El Vioxx® también es llamado medicamento antiinflamatorio no esteroide (NSAID) "selectivo" especialmente diseñado para reducir el riesgo de irritación estomacal. Es comúnmente utilizado en el tratamiento de dolor crónico y agudo asociado con la artritis, la menstruación y con otras condiciones. Desde el retiro de Vioxx® de Merck, ha surgido evidencia de que otro popular NSAID selectivo, Celebrex® (cefecoxib) producido por Pfizer, posee peligros similares. La mayoría de los doctores ahora se cuestionan lo oportuno de prescribir cualquier medicamento de la clase de los COX-2.

Medicamentos Antimalaria

Nombres comunes incluyen:

  • Sulfato hidroclórico (Plaquenil)
  • Cloroquina (Aralen)

Originalmente utilizados para tratar la malaria, estos medicamentos modifican la respuesta inflamatoria en formas que benefician a los pacientes de lupus. Estos no se usan en enfermedades serias y mortales para los órganos, sino que para síntomas más moderados.

Los posibles efectos secundarios de los antimalarios incluyen:

  • Dolores de cabeza
  • Irritabilidad
  • Mareos
  • Debilidad
  • Náusea
  • Vómito
  • Diarrea
  • Calambres abdominales
  • Pérdida del apetito
  • Trastornos visuales
  • Sarpullido
  • Daño sanguíneo
  • Debilidad muscular
Agentes Citotóxicos

Nombres comunes incluyen:

  • Ciclofosfamida
  • Azatioprina
  • Mofetil micofenolato

Ninguna de estas medicinas está aprobada por la FDA para el lupus. Sin embargo, cuando se utilizan cuidadosamente para episodios severos, han probado ser efectivas. El tratamiento se detiene tan pronto como se logre una respuesta satisfactoria o cuando ocurra un efecto secundario indeseable.

La ciclofosfamida es la más efectiva y la más tóxica. La azatioprina es la segunda en efectividad y es menos tóxica. La mofetil micofenolata es incluso menos tóxica, pero quizás sea menos efectiva en el tratamiento de la inflamación con base en los órganos.

Los posibles efectos secundarios de los agentes citotóxicos incluyen:

  • Daño a la médula ósea
  • Resistencia reducida a las infecciones
  • Frecuencia incrementada de cáncer
  • Pérdida de cabello
  • Daño ovárico
  • Daño hepático (Azatioprina)
  • Daño sanguíneo (Ciclofosfamida)
Medicamentos Sin Receta Médica
  • Aspirina
  • Dosis más bajas de medicamentos antiinflamatorios no esteroides (NSAID)
    • Ibuprofeno (Motrin, Advil)
    • Naproxeno (Aleve)
    • Piroxicam (Feldene)
    • Sulindac (Clinoril)

La aspirina realmente es principal NSAID y actúa exactamente en la misma forma que el resto de ellos. Existen diferencias menores entre los agentes disponibles en términos de los intervalos de la dosis, la frecuencia de ciertos efectos secundarios y en otras características.

Los posibles efectos de los NSAID en dosis bajas incluyen:

  • Irritación estomacal
  • Úlceras y sangrado
  • Reacciones alérgicas
  • Daño renal
  • Daño hepático
  • Asma
  • Enfermedad trombótica - ataques cardiacos y apoplejías

Tome un cuidado especial con los NSAID y con la aspirina si usted tiene una enfermedad péptica (úlceras estomacales o duodenales o gastritis).

Pruebas Clínicas de Nuevas Medicinas

Existen avances mayores que se están realizando en la investigación del lupus. Una nueva y completa rama de la medicina llamada biología molecular e ingeniería genética se están enfocando en los mecanismos de inmunidad y de la inflamación. Por esta razón, usted quizás quiera considerar el participar en una prueba clínica para nuevos tratamientos. El sitio financiado por el gobierno, Clinical Trials.gov mantiene una lista de las pruebas que necesitan voluntarios.

Las pruebas clínicas son experimentos altamente controlados por los mejores investigadores en el campo. Cada prueba clínica está completamente aprobada por varios grupos de eruditos profesionales de la salud para su seguridad y beneficios potenciales. Cada participante es informado de los riesgos y se espera que cooperen completamente con el programa de tratamiento. Algunas de las medicinas utilizadas ya están en el mercado para otras enfermedades, como los agentes citotóxicos antes mencionados. Otras son terapias totalmente nuevas que han pasado por lo menos por dos fases intensas de pruebas en el laboratorio y en voluntarios humanos saludables. La mayoría de las pruebas clínicas proveen atención gratuita.

Si usted está interesado, hable con su médico acerca de si participar o no en una prueba clínica es una buena idea para usted.

Consideraciones Especiales

En cualquier momento que esté tomando un medicamento con receta, tome las siguientes precauciones:

  • Tómelas como se le indica, ni más, ni menos, ni a una hora diferente.
  • No deje de tomarlas sin consultar a su médico.
  • No las comparta con alguien más.
  • Conozca qué efectos y cuáles efectos secundarios esperar, y repórtelos a su médico.
  • Si usted está tomando más de un medicamento, incluso si es uno que no requiere receta médica, asegúrese de consultar con su médico o con el farmaceuta sobre las interacciones del medicamento.
  • Planee con anticipación el abastecimiento para que no se quede sin ellas.
Cuándo Contactar a Su Médico

Contacte a su médico si:

  • Si no se logra el efecto deseado con esta medicina
  • Ocurre un efecto secundario
  • Desarrolla nuevos síntomas estomacales