Las infecciones del oído medio frecuentemente se desarrollan durante o al poco tiempo después de otra infección, como un resfriado o dolor de garganta.

El Oído

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Síntomas incluyen:

  • Dolor en el oído (Nota: Los niños que pueden hablar podrían decirle que le duelen los oídos. Los bebés podrían jalar o frotar su oído o rostro o volverse irritables.)
  • Secreción del oído (Esto podría aparecer como sangre, líquido claro, pus, o como una costra seca en la porción exterior del oído después de dormir.)
  • Pérdida auditiva, la cual se resuelve con tratamiento adecuado
  • Fiebre
  • Irritabilidad
  • Apetito reducido o dificultad para alimentarse
  • Alteración del sueño
  • Dificultad con el equilibrio, caerse frecuentemente, sensaciones de mareo
  • Náusea, vómito, o diarrea
  • Malestar (sensación de malestar general)
  • Escalofríos
  • Falta de atención

Algunos niños con una infección del oído, particularmente otitis crónica, no tienen síntomas. Su condición se podría descubrir durante la examinación para algún otro problema.