El viaje de negocios presenta desafíos y oportunidades especiales para los padres.

Los viajes de negocios ofrecen oportunidades de experimentar más el mundo. Pero para muchos de los viajeros de negocios de los Estados Unidos cerrar un trato importante puede perder algo de su atractivo cuando los pensamientos se vuelven hacia los momentos perdidos con los miembros de la familia. Sin embargo, si la familia se compromete a aprovechar al máximo la situación, el resultado final puede ser muy positivo.

Compromiso con la comunicación

Ante todo, los padres deben trabajar juntos. La comunicación y la sensibilidad hacia los sentimientos de otros miembros de la familia ofrecen el fundamento necesario para convertir el viaje de negocios en una experiencia positiva para la familia.

Reúnase con su cónyuge para analizar sus sentimientos, frustraciones y expectativas respecto del próximo viaje de negocios. La conversación debería incluir acuerdos acerca de los roles y responsabilidades mientras el cónyuge está afuera. Hable acerca de la toma de decisiones, cómo manejar emergencias, cuándo llamar y los datos específicos de los planes de viaje de su cónyuge.

Si los padres no están en la misma sintonía, los hijos se darán cuenta de la falta de conexión. Esto puede molestarlos aún más.

Antes del viaje

A continuación se presentan algunos consejos para ayudar a su hijo a prepararse para su viaje de negocios.

  • Planear la ruta
    Hable sobre el próximo viaje con su hijo varios días antes de su partida. Quizá podría marcar la ruta del viaje en un mapa en la pared de la habitación de su hijo. Además, si tiene sentimientos encontrados acerca de partir, no comparta esos sentimientos con su hijo. Esto podría hacer que se preocupara. En vez de ello, explique los detalles del viaje de modo que comprenda lo que está sucediendo.
  • Saber acerca del destino
    Con el tiempo suficiente, los padres e hijos pueden investigar sobre el destino a través de los sitios web de turismo y congresos, visitas a la biblioteca para ver fotos en los libros o pasar por el aeropuerto para mostrarle al niño un avión.
  • Contar los días
    Los niños quieren saber cuánto tiempo estará afuera su padre o madre. Marque los días en el almanaque. Para los niños más pequeños, se puede colocar un bloque por cada día de viaje en un recipiente especial. El niño puede retirar el bloque cada mañana. Un casillero vacío significa que el padre o madre que está de viaje ya casi está en casa. Haga que los niños más grandes copien su plan de viaje.
  • Planear el retorno
    Dele a su hijo algo que le cree expectativa, como un juego o proyecto que comenzará cuando usted retorne a casa.
Durante el viaje

A continuación se presentan algunos consejos para usar durante el viaje:

  • El momento correcto
    Mantenga los horarios de su hijo dentro de la normalidad, incluso si el padre o la madre están viajando en otro huso horario. Esto ayudará al padre o madre que viaja a saber cuándo debe llamar por teléfono para evitar disrupciones en los horarios del niño. Por ejemplo, puede no ser ideal llamar cuando el niño se está preparando para irse a dormir.
  • Hablar y escribir
    Escuche lo que niño desea decir. Sea creativo. Podría leerle un libro a su hijo por teléfono. En el caso de viajes más impredecibles, puede enviar mensajes de texto o comunicarse por correo electrónico. Fomentar que los niños más grandes escriban puede ayudar a sus habilidades de lectoescritura.
  • Perderse eventos importantes
    Los guerreros de la ruta suelen perderse las delicias de los primeros pasos de su hijo o un tiro ganador en una liga menor. Para esos eventos, considere invocar la “Regla del evento” que significa que no cuenta hasta que usted lo vea. Esto le da al niño la oportunidad de festejar dos veces. También puede considerar la creación de una caja de recuerdos donde el niño puede guardar trabajos artísticos u otros tesoros para mostrarle cuando el padre o la madre vuelva.
  • Traer regalos
    Si viaja mucho, traiga algo que puedan coleccionar. Trate de encontrar algo asociado con el destino, como una miniatura de la Estatua de la Libertad de la ciudad de Nueva York o un pequeño tranvía de San Francisco.
Reingreso

Incluso cuando los viajeros estén contentos de volver a casa, el reingreso puede ser estresante. Cuanto más tiempo se haya ido el padre o madre viajero, más se ha adaptado el padre o madre que se quedó en casa. A veces los niños se portan mal cuando el padre o madre ausente regresa, especialmente si se sienten más cómodos con esa persona.

Dele a su hijo la oportunidad de adaptarse. Hable de cualquier cosa que esté en la mente de su hijo. Y la próxima vez que un viaje de negocios lo saque de casa, permita que sirva para descubrir noticias interesantes acerca de lugares lejanos, comenzar algunas nuevas costumbres y unir más a su familia.