El retraso mental con frecuencia se mal entiende debido a que sus efectos varían en gran parte entre los que lo padecen. Aproximadamente, el 85% de las personas con retraso mental están ligeramente afectadas. Sólo son un poco más lentos que el promedio para aprender nueva información y habilidades. De niños, su retraso mental no es fácilmente evidente y no podrían ser identificados hasta que entran a la escuela. En edad adulta, muchos son capaces de llevar vidas un tanto independientes.

El 15% restante de las personas con retraso mental (aquellos con IQ menor de 50) tienen serias limitaciones en su capacidad para desempeñar sus funciones. Sin embargo, con la pronta intervención y el apoyo apropiado, también pueden llevar vidas satisfactorias.

¿Qué Es el Retraso Mental?

El retraso mental comienza en la niñez y se caracteriza por limitaciones tanto en inteligencia como en habilidades de adaptación. Se deben reunir los siguientes tres criterios para obtener un diagnóstico de retraso mental:

  • Funcionamiento Intelectual (IQ) menor de 70
  • Las limitaciones considerables existen en dos o más áreas de habilidades de adaptación. Estos incluyen:
    • Comunicación
    • Uso de la comunidad
    • Desempeño académico funcional (leer, escribir, matemáticas básicas)
    • Salud y Seguridad
    • Vida casera
    • Actividades de esparcimiento
    • Cuidado propio
    • Autodirección
    • Habilidades sociales
    • Trabajo
  • El padecimiento comienza antes de la edad de 18 años
¿Qué Causa el Retraso Mental?

Cualquier padecimiento que afecta el desarrollo del cerebro antes del nacimiento, en el transcurso del nacimiento o en el transcurso de la niñez puede causar retraso mental. Las tres causas principales son Síndrome de Down, síndrome de alcoholismo fetal y X frágil. Se han descubierto varios cientos de causas, pero en aproximadamente una tercera parte de los afectados, la causa permanece desconocida.

Las causas principales se pueden clasificar como las siguientes:

Condiciones Genéticas

Las anormalidades genéticas se pueden heredar de los padres o los factores ambientales podrían causarlas.

Más de 500 enfermedades genéticas se relacionan con el retraso mental. Por ejemplo:

  • PCU (fenilcetonuria): Los niños que nacen con este raro trastorno genético no pueden metabolizar la fenilalanina (PHE), que es un aminoácido que se encuentra en los alimentos. Sin el tratamiento apropiado, la PCU puede llevar al retraso mental.
  • Síndrome de Down: En un óvulo fecundado, los cromosomas existen en pares, pero en el caso del síndrome de Down, se presentan tres del cromosoma 21.
  • Síndrome X frágil: Mutaciones del gen FMR1 causan este síndrome, la causa principal del retraso mental heredado.
Problemas en el Transcurso del Embarazo

El consumo de alcohol o drogas por parte de una mujer embarazada puede causar retraso mental. Fumar también puede aumentar este riesgo. Otros riesgos en el transcurso del embarazo incluyen:

  • Desnutrición
  • Ciertas toxinas ambientales
  • Enfermedades de una madre en el transcurso del embarazo que pueden transmitirse a su bebé, tales como:
    • Toxoplasmosis: una infección causada por un parásito
    • Citomegalovirus: un virus que proviene del grupo de virus del herpes
    • Rubéola: sarampión alemán
    • Sífilis: una infección bacteriana que se transmite por contacto sexual
  • Exposición a rayos X o radiación: Se consideran aceptables los rayos X de diagnóstico general en el embarazo si son necesarios para el bienestar de la madre.
  • Abuso de sustancias durante la maternidad tales como:
    • Alcohol
    • Drogas
  • Medicamentos de prescripción tales como:
    • Isotretinoína (Accutane)
    • Fenitoína (Dilantin)
  • Enfermedades maternales tales como:
Problemas en el Nacimiento

El parto prematuro y el bajo peso del bebé algunas veces podría llevar al retraso mental. Estos padecimientos se podrían relacionar con el sangrado dentro o alrededor del cerebro. Sin embargo, otras condiciones de nacimiento o estrés físico en la etapa de recién nacido podrían lesionar el cerebro de un bebé.

Problemas Después del Nacimiento

Otros padecimientos que pueden dañar el cerebro de un bebé y posiblemente llevar al retraso mental incluyen:

Además, el envenenamiento por plomo, , mercurio, monóxido de carbono y otras toxinas ambientales pueden causar daño permanente al cerebro y sistema nervioso de un niño.

Pobreza y Privación Cultural

Los niños de familias pobres podrían llegar a padecer retraso mental debido a:

  • Desnutrición
  • Padecimientos provocados por alguna enfermedad
  • Cuidado médico inadecuado
  • Peligros ambientales de salud
  • Falta de estimulación para ayudar al desarrollo del cerebro
¿Cómo Se Diagnostica el Retraso Mental?

La American Association on Mental Retardation ha planteado un proceso para el diagnóstico y clasificación de una persona con retraso mental. Consiste en tres pasos:

  • Pruebas de inteligencia estandarizados y pruebas de habilidad de adaptación aplicadas por una persona calificada.
  • Descripción de las virtudes y debilidades de la persona a través de cuatro dimensiones. Esto podría realizarse con pruebas, entrevistas y observación. Las cuatro dimensiones son:
    • Habilidades intelectuales y conductual de adaptación
    • Consideraciones psicológicas/emocionales
    • Consideraciones físicas/salubles/médicas
    • Consideraciones ambientales
  • Determinación, por un equipo interdisciplinario, del nivel de apoyo que se necesita a través de cuatro dimensiones.
¿Cómo Se Trata el Retraso Mental?

La mejor asistencia para las personas con retraso mental comienza con el diagnóstico y la ayuda a una temprana edad. El tratamiento incluye:

  • Orientación familiar
  • Capacitación en las habilidades de la vida diaria
  • Educación
  • Capacitación laboral
  • Servicios de vivienda

Con la suficiente educación y apoyo, muchas personas con retraso mental pueden aprender a hacerse cargo de sus básicas necesidades y a vivir en la comunidad.

¿Cómo Se Puede Prevenir el Retraso Mental?

Las pruebas de detección en los recién nacidos seguidas por el tratamiento apropiado pueden prevenir el retraso mental que resulta de ciertas condiciones. Ejemplos incluyen:

  • Fenilcetonuria (PCU)
  • Hipotiroidismo congénito

Las vacunas pueden prevenir ciertas enfermedades infecciosas que podrían llevar al retraso mental tales como:

Otras intervenciones que pueden disminuir el riesgo de padecer retraso mental incluyen:

  • Retiro de plomo del ambiente
  • Uso de asientos de seguridad para niños y cascos de bicicleta
  • Programas de intervención temprana con bebés y niños en alto riesgo
  • Cuidado prenatal temprano y exhaustivo
  • Abstinencia al alcohol, tabaco y drogas en el transcurso del embarazo