¿El comportamiento rebelde de su hijo está fuera de control? Aprenda sobre el trastorno de oposición desafiante y dónde buscar ayuda.

Lynda Weppler se dio cuenta de que había algo diferente sobre su hijo casi en el momento que empezaba a gatear. En edad preescolar, con frecuencia Jesse se metía en problemas por pelear. A la edad de cuatro años, amenazó con llamar a la policía y hacer que arrestaran a Weppler por maltrato infantil cuando rechazó que lo llevaran a un restaurante. En el jardín de niños, se le suspendió por aventarle un zapato y una silla a su profesor. En casa tiró una caja de juguetes por la ventana e hizo agujeros en las paredes al patearlas.

"Constantemente estaba gritando y llorando," dice Weppler. "Era un total desastre. Fui a orientación para averiguar cómo no odiar a mi hijo." Finalmente, después de un terrible año de tercer grado escolar, Weppler programó una cita para que le realizaran pruebas a Jesse para trastornos conductuales. ¿Cuál fue el diagnóstico? Trastorno de oposición desafiante (TOD).

¿Qué Es TOD?

TOD representa el extremo del espectro del comportamiento poco obediente en los niños, de acuerdo con el Dr. Russell Barkley, autor de Your Defiant Child: 8 Steps to Better Behavior.

¿Cuándo el comportamiento desafiante normal de los niños llega a ser anormal? "Existen grados de anormalidad," dice él, "pero cuando el comportamiento del niño comienza a dañar las actividades principales, incluyendo las que se llevan a cabo en la comunidad, en la escuela y con los coetáneos y relaciones familiares," este impedimento apunta a TOD.

De acuerdo con la American Psychiatric Association's Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, TOD se caracteriza por "un patrón de comportamiento negativo, hostil y desafiante que dura al menos seis meses, en el transcurso de los cuales al menos cuatro de los siguientes se presentan:

  • Pierde los estribos frecuentemente
  • Discute con los adultos con frecuencia
  • Activamente desafía o rechaza cumplir con las solicitudes y reglas de los adultos con frecuencia
  • Con frecuencia molesta a las personas deliberadamente
  • Frecuentemente culpa a otras personas por sus errores o mala conducta
  • Con frecuencia es susceptible o se enoja fácilmente con otras personas
  • Con frecuencia está enojado o es resentido
  • Con frecuencia es rencoroso o vengativo
¿Qué Causa TOD?

El Dr. Barkley enlista cuatro factores que se reúnen para crear TOD:

  • La personalidad o temperamento de un niño
  • Los temperamentos de los padres del niño
  • Sucesos importantes de estrés tales como el divorcio, problemas maritales o enfermedad
  • El control de los padres hacia el comportamiento rebelde

Aunque los primeros tres factores pueden predisponer a un niño a TOD, dice Barkley, está bien establecido que el cuarto (el control de los padres del comportamiento de su hijo) es el factor que en realidad puede incitar los síntomas y comportamiento de TOD.

"Usted espera ver un grado de comportamiento rebelde como parte del desarrollo de un niño de su yo independiente," dijo el difunto Dr. Jerry Wiener, coautor de Textbook of Child and Adolescent Psychiatry. "En TOD, este estado no siempre se maneja muy bien, así que el comportamiento llega a ser habitual en un patrón de conducta rebelde en el cual el niño que se le está obstaculizando o frustrando en su búsqueda por la independencia."

"En la adolescencia," el Dr. Weiner dijo, "TOD transmite antipatía en el hogar y en la escuela. Estos niños tienen problemas para realizar trabajos extracurriculares debido a que son desagradables y resistentes. Tienen problemas con los amigos y situaciones sociales. Ellos necesitan orientación." También es crucial descartar otros diagnósticos, tales como trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y depresión.

¿Cuáles son las Señales de Alerta?

Si su hijo no ha superado sus "terribles dos años" de los cinco años de edad o si está recibiendo retroalimentación de otras personas de que el comportamiento de su hijo es un problema, estas son señales de alerta, dice el Dr. Barkley. Exhorta a los padres a pedirles a los vecinos, profesores y policía local que les hagan saber lo que sus hijos hacen, particularmente si son testigos de cualquier comportamiento problemático. De acuerdo con el Dr. Wiener, debido a que los niños con TOD son bastante rebeldes en general, si usted recibe reportes elogiosos de la escuela a pesar de ver el comportamiento rebelde en casa, existe la probabilidad de que no se trate de TOD.

¿Qué Se Puede Hacer al Respecto?
Encuentre un Terapeuta

Si usted está preocupado acerca del comportamiento de su hijo, Barkley recomienda pedir a su pediatra que lo canalice con un psicólogo o psiquiatra infantil. El Dr. Douglas Riley, un psicólogo especialista en los niños y adolescentes, está de acuerdo y agrega que los padres necesitan entrevistar a los terapeutas minuciosamente. "Pregunte cuáles son los métodos que utilizan. ¿Qué tan bien conocemos a los niños con TOD? ¿Cuántos de estos niños consultan actualmente? Si usted no se siente cómodo con un terapeuta en particular, siga buscando."

Aprenda Nuevas Habilidades para Criar a Sus Hijos

Los padres de los niños con TOD deben evitar abstraerse con la culpa, vergüenza o depresión, dice Riley. Es fácil, pero equivocado, tomar de manera personal la conducta del niño, dice él.

Intentar utilizar la razón y lógica con los niños que tienen TOD, sólo da como resultado enojo y frustración. Entonces esto lleva a argumentos con un niño que no siente obligación para apegarse a las reglas y que se comporta de lo más natural cuando tiene conflictos con otra persona. Los padres deben enseñarle a sus hijos que la única forma de tener acceso a las buenas cosas en la vida es apegándose a las reglas.

A los niños se les debe dar ideas claras de cómo se espera que se comporten e interactúen dentro de la familia. Deben entender que el fracaso por cumplirlas dará como resultado la pérdida de acceso a esas cosas que valoran más, las cuales entonces tendrán que ganárselas de nuevo. "Una vez que los niños se dan cuenta de que no se trata sólo de castigo; que se trata de cambiar su forma de ser, recibirán las recompensas," dice Riley.

Esto es importante especialmente, dice Riley, para los padres pasar tiempo significativo con sus hijos desde a muy temprana edad - hablando con ellos e involucrándolos.

Proporcione Buena Nutrición

Asegúrese de que su hijo coma bien. Se han realizado estudios sobre el tratamiento de TDAH con ácidos grasos esenciales, que se encuentran en el aceite de pescado. Sin embargo, se necesitan realizar más estudios. Hable con el doctor de su hijo sobre una dieta saludable. Se podría recomendar que su hijo evite los alimentos y bebidas con cafeína.

Esté Alerta de Otros Trastornos

Con frecuencia los niños con TOD tienen problemas de aprendizaje y muchos reúnen criterios para TDAH. Los niños con TDHA, así como también algunos con TOD, responden a los medicamentos. Otros trastornos psiquiátricos, incluyendo trastorno de conducta y trastorno bipolar, se podrían relacionar con los síntomas similares a TOD, pero podrían tener diferentes tratamientos. Si su hijo no responde a la terapia, pregunte a su doctor si otro diagnóstico podría ser la causa.

¿Cómo Está Jesse?

Desde el diagnóstico de Jesse, Weppler le ha proporcionado orientación psicológica, organizado intervenciones en la escuela y creado un buen sistema de apoyo en casa a Jesse. "Ahora él se está volviendo parte del mundo, en lugar de ser el centro del universo," dice Weppler. "Hace dos años, tenía miedo de estar criando a una persona que fuera parte de una posible historia de horror de primera plana. Ahora mi hijo se divierte y va estar bien."

Jesse, ahora de 11 años de edad, recuerda un tiempo en que era difícil encontrar cosas que hacer sin que se metiera en problemas. Actualmente él juega con la patineta y frecuentemente es un modelo a seguir para otras personas en el salón de clases. Él dice, "Se siente bien que pueda ser un ejemplo para otros niños que experimentan mayores problemas que los que yo tuve."