Mientras que la mayoría de las niñas tienen su primer período a la edad de doce, el rango puede ir desde los ocho hasta los dieciséis años de edad. La mayoría de estas niñas son "normales" según los estándares biológicos debido a que la pubertad es un proceso complejo del cerebro, del cuerpo y del desarrollo hormonal. Aun así, parece haber una tendencia hacia la pubertad precoz (el término clínico para una pubertad anormal o inusualmente temprana) en algunos chicos y especialmente en las niñas, que son a veces más propensas a experimentar esta afección.

Definir la pubertad normal

"Cada niño es único", dice Roberto Steiner, PhD, un investigador neuroendocrinólogo de la Universidad de Washington. "La pubertad es compleja, afectada por una constelación de factores hormonales. Depende de su etnicidad, antecedentes familiares y de su estado nutricional".

El inicio de la pubertad está marcado por la aparición del vello púbico y por el brote del busto en las niñas. Posteriormente viene el desarrollo del pecho y los cambios en la figura corporal en las niñas y el crecimiento testicular en los niños. La menstruación y los cambios de la voz vienen después. La menstruación ocurre, en promedio, aproximadamente dos años después de que la pubertad se inicia.

Hasta hace poco, se pensaba que la pubertad "normal" comenzaba entre los ocho y catorce años en las niñas y entre los nueve y doce años en los niños. Sin embargo, estudios recientes señalan que la pubertad "normal" se produce a partir de los seis años en niñas de algunas etnias.

Causas inusuales de una pubertad temprana

En casos raros, especialmente cuando el vello púbico se nota en niños jóvenes de hasta cinco años, la pubertad precoz se debe a tumores de la glándula adrenal, de los ovarios o del cerebro, o por raros desórdenes genéticos, como el Síndrome McCune-Albright. Aunque la aparición de vello púbico en niños jóvenes requiere de una visita al pediatra para descartar cualquier causa seria, puede ser solo otra variación a la norma.

Crecimiento y pubertad

Cuando la pubertad aparece demasiado pronto, puede afectar el crecimiento. Para la pubertad tardía, la mayoría de los niños han alcanzado el 95% de su altura adulta. Cuando la pubertad comienza y termina demasiado pronto, las hormonas sexuales que ayudan a endurecer los huesos pueden terminar el crecimiento demasiado pronto. Otros problemas pueden surgir posteriormente en la vida. Por ejemplo, cuanto más joven una mujer comienza a menstruar, mayor es su riesgo de padecer enfermedades como cáncer de seno.

Si los tumores u otras causas de la pubertad precoz se descartan y si el médico del niño cree que el progreso de la pubertad podría dañar su crecimiento, una hormona agonista, la cual cancela el efecto domino hormonal, puede retrasar la pubertad hasta un momento más oportuno en el crecimiento del niño. En algunos casos, los expertos creen que reducir la masa corporal (bajar de peso), a través de una mejor nutrición y de un incremento en la actividad, también puede desacelerar el curso de la pubertad.

El misterio de la pubertad

A los científicos y a los médicos les gustaría aclarar lo que se considerada como "normal" respecto al inicio de la pubertad, pero el problema está oscurecido por la controversia de lo que implica la pubertad. El proceso es una intrincada interacción de la actividad cerebral que conlleva a la secreción hormonal. Aunque los expertos pueden nombrar algunas de las hormonas involucradas en la pubertad, no saben cuáles son los desencadenantes.

¿La obesidad afecta a la pubertad?

El investigador Paul Kaplowitz y sus colegas escribieron un artículo que trata sobre el efecto de un mayor índice de masa corporal (IMC) sobre la aparición más precoz de la pubertad. Ellos detectaron que el IMC en niñas blancas púberes de seis a nueve años de edad era marcadamente más elevado que el IMC en las niñas prepúberes de la misma edad. Se notó una diferencia más pequeña en las niñas afroamericanas.

"Esto no es revolucionario. Durante años hemos sabido que los niños con mucho sobrepeso tienen a madurar antes", señala Kaplowitz. "Y sabemos que la obesidad es un problemas en todos los grupos de edad. Pero esto proporciona evidencia adicional. Y sabemos que los niños con elevadas dosis de leptina (una hormona que parece regular la obesidad en las ratas) están madurando más pronto".

Sin embargo, la relación entre obesidad y pubertad temprana no se ha aclarado. Muchos factores tienden a estar involucrados en el desarrollo de la pubertad precoz. Se están realizando estudios para observar estos potenciales factores que contribuyen a la situación.

El papel de la leptina

Los investigadores todavía están evaluando la relación entre la leptina, una hormona producida por las células grasas, y su importancia decisiva pero inexplicable en el inicio de la pubertad. El Dr. Steiner de la Universidad de Washington, un notable investigador de la leptina y de su papel neuroglandular en la pubertad, cree que es un "agente permisivo" pero no un desencadenante que inicia la pubertad.

"La leptina fue la primera hormona que ofreció un lazo entre el peso y los factores nutricionales y reproductivos", dice Steiner. "El cambio real es detectar qué hace la leptina en el cerebro".