El cambio del verano al otoño e invierno produce diferentes problemas para cada uno de nosotros. Para algunos, los cambios estacionales producen las conocidas alergias, resfríos ygripe. Para otros, conjuntivitis, una inflamación de la conjuntiva. La conjuntiva es la capa delgada y transparente que cubre el interior del párpado y la parte blanca del ojo.

Los síntomas de conjuntivitis pueden variar, desde molestos hasta dolorosos e incluyen los siguientes:

  • Ojos acuosos enrojecidos
  • Inflamación de la parte interior del párpado
  • Comezón en los ojos
  • Picazón en los ojos
  • Secreción de pus o de agua
  • Sensibilidad a la luz
  • Hinchazón del ojo
Tipos de conjuntivitis

Hay cinco tipos de conjuntivitis:

  • Alérgica, que se produce con la exposición a alérgenos como polen, pelo de mascotas o caspa.
  • Química, que se produce con la exposición a sustancias irritantes como el aerosol para el cabello y sustancias contaminantes.
  • Oftalmia neonatal, que se produce cuando los lagrimales del bebé no están completamente abiertos o si el bebé se expone a bacterias en el canal de parto.
  • Conjuntivitis bacteriana, que se produce con la exposición a algún tipo de bacteria.
  • Conjuntivitis vírica, que es causada por un virus.
Eliminar factores desencadenantes

La mejor manera de tratar la conjuntivitis alérgica y química es eliminar los alérgenos o la sustancia contaminante de su entorno diario. También deberá hacer lo siguiente:

  • Lávese los ojos con agua fría.
  • Evite frotarse los ojos.
  • Aplique una compresa fría.
  • Evite el uso de maquillaje y lentes de contacto.
Evitar la propagación de la conjuntivitis

Tanto la conjuntivitis bacteriana como la vírica son contagiosas. Si tiene cualquiera de estos tipos de conjuntivitis, debe tomar medidas para evitar que se propague la condición al otro ojo o a otras personas. Estas medidas incluyen:

  • Lávese muy bien las manos con frecuencia.
  • Evite frotarse el ojo o los ojos infectados.
  • No comparta toallas, almohadas ni pañuelos con otras personas y use esos artículos solo una vez antes de lavarlos.
  • Coloque una toalla limpia sobre la almohada todas las noches para evitar una nueva infección.
  • No comparta el maquillaje para ojos con otras personas, en especial, el delineador de ojos y la máscara de pestañas. Y evite usar maquillaje mientras esté padeciendo de cualquier tipo de conjuntivitis.
  • Si su hijo contrae conjuntivitis bacteriana o vírica, no debe enviarlo a la escuela durante unos días. De lo contrario, es posible que la condición se propague a toda la clase.
Cuándo debe buscar tratamiento

La conjuntivitis suele irse sin tratamiento, pero, si no es así, se puede curar con relativa facilidad. Sin embargo, si no se tratan, ciertos tipos de conjuntivitis pueden causar daño permanente a la córnea y afectar la visión de forma permanente. Debe buscar tratamiento de inmediato en los siguientes casos:

  • Si se le enrojece el ojo o si siente una molestia que afecte la visión.
  • Si el enrojecimiento y la molestia en el ojo comienzan a hacerse dolorosos o si comienza a desarrollarse una secreción amarilla o verde.
  • Si los ojos del bebé recién nacido están inflamados y no producen lágrimas. Esto puede ser signo de oftalmia neonatal que, si no se trata rápidamente, puede producir un daño permanente en los ojos.