Una supuesta cura para el cáncer potecialmente mortal descartada como ineficaz por la comunidad científica hace dos décadas, el laetrilo continúa atrayendo la atención de algunos pacientes desesperados así como de autoridades normativas.

Los expertos en el tratamiento del cáncer y los organismos de control de fraudes de la salud están preocupados sobre el riesgo de tomar esta sustancia y que los pacientes sean engañados. Hay poca o ninguna evidencia que apoye las supuestas propiedades anti-cáncerígenas del laetrilo pero existe considerable evidencia de sus peligros. Aun así, testimonios elogiosos llenan los sitios de Internet de quienes lo apoyan.

"El principal riesgo de usar cualquier tratamiento no probado para el cáncer es que los pacientes renuncien al tratamiento tradicional que pudiera ayudarlos," dice el oncólogo Clarence Brown, MD. Él es el presidente/CEO del M.D. Anderson Cancer Center Orlando (Florida). "En segundo lugar, ellos podrían tomarse algo que es dañino para ellos. Podría interactuar con otros medicamentos. O podrían tener una mala reacción. Y con frecuencia, gastan una gran cantidad de dólares para tomar un tratamiento que no tiene absolutamente ningún beneficio."

¿Qué Es el Laetrilo?

El laetrilo es una forma pura del amigdalina química. Este componente se presenta naturalmente en muchos huesos de fruta y nueces. Químicos franceses lo identificaron primero en 1830. Encontraron que cuando la amigdalina se descompone, produce el cianuro venenoso.

La vitamina B17 y la semilla del chabacano son otros nombres para el laetrilo. No es una vitamina. Algunos defensores creen que el cáncer es el resultado de una deficiencia de vitamina que el laetrilo presuntamente puede corregir. Sus opositores piensan que el término se creó para evitar la seguridad federal de medicamentos y los requerimientos de eficacia.

Teorías sobre el Laetrilo

Durante la década de 1800, los doctores trataron de usar la amigdalina para tratar el cáncer. Se probó que era demasiado tóxica. En la década de 1950, una forma semi-sintética, llamada laetrilo, se produjo y se promovió como una cura contra el cáncer. Existen varias teorías sobre la acción anti-cáncerígena. Además de la teoría de que es una "vitamina," algunos partidarios creen que una enzima encontrada principalmente en las células cancerosas, pero que no está presente en las células saludables, metaboliza la amigdalina. La amigdalina se metaboliza a cianuro, el cual entonces elimina el cáncer.

"Cada célula cancerosa tiene una cantidad enorme de beta-glucosidasa o enzima abierta," dice G. Edward Griffin, que sostiene que el laetrilo funciona. Él escribió World Without Cancer: The Story of Vitamin B17. Él agrega que, "Es un mecanismo maravilloso de la naturaleza que no puedo haber sido accidental."

Ninguna de estas teorías se ha validado correctamente bajo exámenes científicos.

Estudios

El laetrilo obtuvo notoriedad durante la década de 1970, una época en la que los doctores tenían menos tratamientos contra el cáncer efectivos en su arsenal. Los efectos secundarios de la quimioterapia eran difíciles de controlar. Los pacientes comenzaron a buscar otras opciones. Más de 70,000 estadounidenses probaron el laetrilo en 1978. Aquel año, the National Cancer Institute (NCI) revisó casos presentados por los doctores que trataban de vender sus beneficios. Sólo dos de 67 pacientes tuvieron una respuesta completa. Los tumores se redujeron más en otros cuatro pacientes.

Después la NCI patrocinó la investigación para evaluar el laetrilo. Dos de los seis pacientes en el primer estudio murieron de envenenamiento por cianuro después de comer almendras. Durante el segundo estudio, los pacientes recibieron una infusión de amigdalina, seguida de píldoras de laetrilo. Algunos pacientes reportaron que se sentían mejor mientras tomaban el medicamento. Pero el cáncer avanzó en todos los 175 pacientes al final del tratamiento. La agencia decidió no realizar investigaciones posteriores. The American Cancer Society concluyó que el laetrilo no desempeñaba ningún papel en el cuidado contra el cáncer.

Uso Actual del Laetrilo

The Food and Drug Administration (FDA) de los Estados Unidos no ha aprobado el uso del laetrilo y ha tomado acción contra las compañías estadounidenses para detener las ventas de laetrilo en Internet. Es ilegal traerlo al país para el uso personal.

"No se ha probado que este producto sea seguro y eficaz, así que las organizaciones que venden el laetrilo están violando las leyes de medicamentos de los Estados Unidos," dice la vocera de la FDA Susan Cruzan.

Doctores mexicanos todavía proporcionan laetrilo a los pacientes, a pesar de la carencia de evidencia científica. El vocero de Oasis of Hope Hospital Alex Phillips dijo que sus instalaciones en Tijuana han tratado a 100,000 pacientes con laetrilo durante los últimos 38 años. Él dice que, "no es un remedio mágico, pero parece que ayuda a muchas personas."

Inicialmente los pacientes recibieron laetrilo a través de una vena. Después tomaron tabletas de laetrilo; algunas veces durante el resto de sus vidas.

Peligros

Las reacciones adversas para el laetrilo son similares a las que se presentan con el envenenamiento por cianuro. Comer almendras crudas o algunas frutas y verduras cuando se toma laetrilo incrementa el riesgo de padecer una reacción adversa. Los efectos secundarios tienden a ser más severos cuando se ingiere laetrilo y algunos pacientes han muerto debido al tratamiento de laetrilo.

Los efectos adversos del laetrilo incluyen:

  • Náusea
  • Vómito
  • Dolor de cabeza
  • Mareo
  • Color azulado de la piel
  • Caída del párpado
  • Problemas para caminar
  • Fiebre
  • Confusión
Consejo General

Muchos pacientes con cáncer quieren intentar terapias alternativas. Hable con su doctor si está considerando tratarse con laetrilo o tomar otras terapias. Los remedios herbales pueden interferir con los medicamentos que le ordenó su doctor.

"Algunas personas eligen tomar un camino alterno. Otras personas eligen ambos," concluye el Dr. Brown. "Discuta abiertamente con su doctor la validez o la falta de la misma de estos tratamientos. No tema en decirnos."