rerun imageLa Medicina China Tradicional (MCT) es una de las teorías de curación tradicionales altamente desarrolladas más complejas del mundo. Los principales componentes de la MCT son la acupuntura y la medicina herbal. Otros aspectos incluyen masajes de acupresión, sistemas de ejercicio tales como el Tai Chi (pronunciado "tie chee") y el Chi Gung y teorías sobre la arquitectura y la decoración interior conocida como Feng Shui (pronunciado "fung shwee").

La MCT atrae a muchas personas hoy en día por su énfasis holístico, sus orígenes antiguos y su ambiente oriental. Sin embargo, aún sólo hay evidencia científica limitada de que en realidad funciona.

Historia de la Medicina China

Se han descubierto agujas de acupuntura primitivas que datan aproximadamente del año 1000 a.C. en hallazgos arqueológicos de la dinastía Shan en China. El marco teórico subyacente a la práctica de acupuntura se estableció por primera vez en Inner Classic of Medicine o Nei Jing, publicada primero en el año 206 a.C. La medicina herbolaria china recibió sus primeros fundamentos teóricos rudimentarios casi al mismo tiempo, pero no fue hasta el siglo doce que la profundidad de las especulaciones médicas asociadas con la acupuntura fueron completamente aplicadas al tratamiento herbal.

En los años posteriores, tanto la acupuntura como la medicina herbolaria evolucionaron enormemente, con cambios mayores que ocurrieron en diferentes puntos de la historia. El siglo 19 fue un periodo de agitación y muchas técnicas populares ("tradicionales") hoy en día en realidad se originaron durante ese periodo. Una nueva revisión a fondo tuvo lugar durante el periodo Maoista en China.

Los Principios de la Medicina China Tradicional

La medicina China Tradicional es un sistema completo que "al menos en teoría", abarca cada aspecto de la existencia humana. Según los principios de la MCT, la salud existe cuando la energía de la vida ("Qi") fluye libremente y las fuerzas opuestas del (yin y yang) están equilibradas.

Se dice que los sistemas de ejercicio tales como el Tai Chi y el Chi Gung ayudan a mantener este flujo saludable. Se dice que los principios del Feng Shui proveen el entorno de vida apropiado para mejorar la salud. La acupuntura y la medicina herbal china se usan para restaurar el equilibrio y flujo libre de energía cuando se alteran.

La Práctica de la Medicina China Tradicional

La acupuntura involucra el uso de agujas delgadas del tamaño de un cabello, que se insertan en sitios específicos del cuerpo llamados puntos de acupuntura. Estos puntos se escogen según los principios de la MCT. Su aplicación no se basa en el concepto occidental de la enfermedad involucrada. La acupuntura se practica principalmente por acupunturistas certificados, aunque otros profesionales de la salud también pueden usarla.

La medicina herbal china involucra el uso de combinaciones herbales complejas. Además, estas combinaciones se escogen según el patrón específico de equilibrio en el individuo. Los acupunturistas a menudo prescriben hierbas chinas y hay también personas que practican la herbolaria china sola.

El Tai Chi y el Chi Gung involucran movimientos especiales y formas de respirar. Estos métodos son normalmente enseñados en clases grupales y la práctica diaria es necesaria para mejores resultados.

El arte del Feng Shui involucra arreglar la ubicación de la vivienda para que las circunstancias externas apoyen la salud. Se puede aprender en clases o de libros. Los asesores de Feng Shui también están disponibles.

Usos Actuales

En teoría, la MCT puede tratar todos los posibles problemas físicos, psicológicos y espirituales. Fundamentalmente se usa para tratar enfermedades crónicas a largo plazo ( artritis reumatoide y síntomas menopáusicos), así como algunas afecciones agudas y recurrentes que no amenazan la vida (tales como el dolor menstrual, dolores de cabeza por migraña y resfriados y gripes). La MCT se usa también ampliamente para promover el bienestar y prevenir enfermedades.

La Evidencia Científica

Actualmente, no hay una evidencia científica significativa de que los principios más importantes de la medicina china tradicional reflejen verdadero entendimiento sobre la salud. Sin embargo, hay alguna evidencia de que ciertas terapias de la MCT pueden ser útiles para enfermedades específicas.

La acupuntura en particular ha experimentado un gran estudio. Evidencia razonablemente buena nos dice que el tratamiento de acupuntura (o la terapia relacionada, acupresión) puede ayudar a reducir las náuseas en ciertas circunstancias. La acupuntura también ha tenido resultados bastante buenos en un número limitado de estudios que probaron su capacidad para tratar la tendinitis y la osteoartritis. Sin embargo, para otros usos de acupuntura, la evidencia científica de apoyo está incompleta y en el mejor de los casos es contradictoria.

La medicina herbal china se ha sometido a mucho menos evaluación científica. Para la mayoría de las enfermedades estudiadas, en la mayoría de las pruebas de los dos estudios de anonimato que han sido reportados, incluso éstas no estaban por lo general a la altura de los estándares científicos actuales. La evidencia débil de este tipo, insinúa que el tratamiento herbal chino puede ser útil para las alergias, el asma, el estreñimiento, el dolor menstrual, el espasmo muscular y la osteoartritis. Los estudios discrepan si la medicina herbal china puede ser útil para dermatitis atópica. La evidencia sugiere que no es útil para el síndrome del colon irritable.

Evidencia limitada insinúa que la práctica del Tai Chi y Chi Gung puede mejorar el bienestar total, especialmente en personas de la tercera edad.

Inquietudes de Seguridad

La acupuntura parece ser una forma relativamente segura de medicina mientras se practique apropiadamente. Sin embargo, hay inquietudes de seguridad con respecto a la terapia herbal china tradicional.

La medicina herbal china tradicionalmente usa tratamientos que son ahora reconocidos como potencialmente peligrosos, tales como el mercurio, el arsénico, el plomo, la regaliz y la hierba Aristolochia. En Hong Kong, el envenenamiento causado por la hierba acónito (usada en numerosas fórmulas herbales chinas) fue tan extendido, que las autoridades de salud pública creyeron necesario lanzar una campaña de información para combatir el problema.

Además de la toxicidad causada por las hierbas chinas, otros problemas han sido causados por la adulteración de productos herbales con ingredientes no enlistados. Por ejemplo, la fórmula herbal china PC-SPES, usada para el cáncer de próstata, resultó contener tres drogas farmacéuticas "Dietilestilbestrol (DES), warfarina (Cumadina) e indometacina. En otro episodio, ocho de las 11 cremas herbales chinas vendidas en el Reino Unido para el tratamiento de dermatitis atópica, fueron encontradas que contenían esteroides farmacéuticos fuertes.

Por todas estas razones, se aconseja tener precaución considerable cuando use hierbas chinas tradicionales.