Definición

La proliferación excesiva de bacterias en el intestino delgado (PEBID) se produce cuando hay una gran acumulación de bacterias en el intestino delgado. La presencia de ciertos tipos de bacterias en el intestino delgado es normal. Sin embargo, cuando la cantidad de bacterias es demasiado grande, puede haber problemas.

Intestino delgado

imagen informativa de Nucleus

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

La PEBID suele deberse a una anomalía en el intestino delgado en la que el flujo del contenido intestinal es anómalo. Algunas de las condiciones que pueden ocasionar esto incluyen:

  • Defectos congénitos
  • Lesión
  • Cirugía
  • Condiciones médicas (por ejemplo, trastornos digestivos)
Factores de riesgo

Existen varias condiciones que pueden incrementar el riesgo de padecer PEBID, incluidas:

Otros factores de riesgo incluyen:

  • Cirugía intestinal (por ejemplo, extirpación de parte del intestino delgado)
  • Obstrucción del intestino delgado
  • Sistema inmunitario debilitado
  • Ancianidad (mayor probabilidad de padecer condiciones como la diverticultis)

En términos generales, todas las condiciones que afectan el desplazamiento de los alimentos a lo largo del intestino delgado pueden incrementar las posibilidades de padecer PEBID.

Síntomas

No todos los pacientes que padecen PEBID tienen síntomas. Pero los síntomas pueden incluir:

Hable con el médico si tiene alguno de estos síntomas. Pueden deberse a otra condición.

Diagnóstico

La PEBID puede ser difícil de diagnosticar. Esto se debe a que sus síntomas pueden ser similares a los de muchas otras condiciones. Su médico realizará lo siguiente:

  • Preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes médicos.
  • Realizará un examen físico.
  • Indicará pruebas como las siguientes:
    • Análisis de sangre para detectar deficiencias nutricionales (por ejemplo, anemia, deficiencia de vitamina B12)
    • Pruebas del aliento (Las bacterias que se alojan en el intestino delgado producen gases hidrógeno y metano.) Las pruebas del aliento requieren ayuno, ingerir algún tipo de azúcar (por ejemplo, lactosa) y luego exhalar en una bolsa. La muestra de aliento se analiza para determinar si hay presencia de estos gases. Esto indica si hay bacterias en el intestino delgado o no.
    • Cultivo de líquido intestinal (aspirado): durante una endoscopia, el médico obtiene una muestra del líquido del intestino delgado con un catéter. Este líquido puede mostrar altos niveles de bacterias.
Tratamiento

Los objetivos son:

  • Reducir los niveles de bacterias perjudiciales en el intestino delgado
  • Tratar la condición subyacente
Medicamentos

Con frecuencia, se indican antibióticos para tratar la PEBID. Por lo general, el tratamiento es temporal. Sin embargo, en algunas situaciones, puede ser necesario que tome antibióticos durante un período más largo.

Apoyo nutricional

Para asegurarse de incorporar los nutrientes adecuados, es posible que necesite:

  • Trabajar en conjunto con un nutricionista
  • Seguir un plan de alimentación especial (por ejemplo, una dieta reducida en carbohidratos)
  • Tomar suplementos (por ejemplo, hierro, vitamina B12)
  • Tomar probióticos

En algunos casos, es necesario recurrir a la alimentación por sonda nasogástrica con un alimento especial.

Cirugía

En casos graves de PEBID, es posible que sea necesario practicar una cirugía para corregir una anomalía en el intestino delgado.

Prevención

Si padece alguna de las condiciones vinculadas a la PEBID, realice el tratamiento adecuado. Esto puede reducir sus probabilidades de que se acumulen bacterias perjudiciales en el intestino delgado.